Cartagena

"Tras un largo y tranquilo viaje, llegamos a Cartagena sin novedad y enfilamos la larga calle Real que nos conduciría al Arsenal donde me esperaba el último buque monárquico, el Príncipe Alfonso, que un día después se convertiría en el buque insignia de la II República.

Curiosamente, en mi última visita a Cartagena, también llegué a bordo del mismo buque. Pero esa vez, fui recibido con salvas desde el Arsenal, como un rey merece. Por el contrario, la noche que comenzaba mi exilio, llegué de madrugada, sin vítores y casi de incógnito y a escondidas del mismo modo en que había abandonado Madrid.

Siempre me gustó Cartagena, ciudad industrial y portuaria que goza de buen clima y lindas mujeres. Pero mi relación con la bella ciudad marinera fue mucho más allá."

En los ojos del Rey, Sonia Martínez Martínez

Próximamente confirmaremos la fecha y el programa de la visita a cartagena en nuestra ruta.

¡Permanece atento a las noticias!